Dieta de la piña

 

Se basa en un régimen depurativo para el organismo, que permite perder peso rápidamente. Esto se debe a la cantidad de agua y fibra que contiene esta fruta. Recordemos que la fibra es un saciante natural, es decir, nos ayuda a regular el apetito evitando el consumo de otros alimentos que podrían subir el índice de grasa en tu cuerpo, sin mencionar las pocas kcal que contiene. Su consumo libera toxinas limpiando el cuerpo y es afrodisíaca lo cual tu pareja te puede agradecer.
Lo mejor de esta dieta es que se puede hacer de manera sencilla, sin la necesidad de realizar actividad física, siguiendo los siguientes pasos:

Desayuno: 2 ruedas de piña, 1 yogurt descremado y un café descremado
Almuerzo: 2 rodajas de piña, 2 pechuga de pollo o 2 rodajas de pescado y un café desnatado.
cena: 2 ruedas de piña, 1 huevo sancochado y un yogurt descremado.

 

 

Igual hay que recordar que la piña es diurética, pero se debe a que elimina líquido, no es por oxidar grasa si quieres bajar grasa puedes realizar actividad física aeróbica por media hora en la mañana después de desayunar y al finalizar consumir una rodaja más de piña.

Sin embargo, es garantizado que tan solo la aplicación de la dieta sin ejercicios, puede traer buenos resultados, también es recomendable consumir algún tipo de té verde para mantener bajas las ansias de comer. Una gran ventaja del consumo de la piña es que es rica en vitamina C, es decir que finge como un antioxidante en el cuerpo. Apoya la cicatrización de los tejidos y el desarrollo del colágeno.

Esta dieta también es llamada dieta de choque, esto se debe a que puedes perder peso rápidamente con ella, pero al dejarla si comienzas a comer mal subirás de peso a la misma velocidad que lo perdiste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *