La pérdida de peso y masa muscular

Cuando se intenta resolver la interrogante ¿a qué se debe la pérdida de peso y masa muscular? Son muchas las razones que se tienen como respuesta, por lo cual es importante que la persona que experimente un cambio brusco en el peso y/o masa muscular acuda de inmediato al médico. Se pueden establecer las causas de la pérdida de peso y masa muscular más comunes que puede experimentar una persona, por ejemplo cambios abruptos en la dieta y en la práctica de actividad física, como consecuencia de alguna enfermedad o la edad (en especial en las personas de la tercera edad).
Cuando se tiene un régimen alimentario poco saludable o se realiza una dieta extrema se puede llegar a bajar de peso y masa muscular, el cuerpo al no tener más energía (calorías) que quemar, comienza a buscar otras formas de alimentarse, por lo que es capaz de quemar músculos como combustible y los almacenamientos de grasa, que emplea en caso de emergencias; este procedimiento se llama catabolismo muscular. Razón por la cual se habla de una alimentación balanceada y la práctica diaria de ejercicios para bajar de peso de forma saludable sin perder la masa muscular.
Algunas enfermedades y lesiones en los nervios pueden traer como consecuencia la pérdida de peso por pérdida de masa muscular involuntaria. Este tipo de pérdida de masa muscular ocurre de forma acelerada y no manera progresiva como ocurre con la edad. Entre las enfermedades que producen una pérdida de masa muscular acelerada están la diabetes, la enfermedad de Lou Gehrig, la distrofia muscular, el VIH, los trastornos de la tiroides, entre otras. Entre las lesiones se encuentran lesiones den las células nerviosas y los derrames cerebrales.
Al ir envejeciendo es normal que al bajar de peso se pierde masa muscular. A partir de los treinta las personas comienzan a disminuir su masa muscular. Cuando no se tiene un entrenamiento físico adecuado, las personas pueden perder hasta un diez por ciento de masa muscular cada década que transcurre.
En algunos casos es difícil detectar cuando una persona comienza a bajar de peso y masa muscular, debido a que muchos adultos mayores tienden a aumentar la grasa muscular aunque estén perdiendo masa muscular. Muchos adultos no modifican su forma de alimentación y se mueven menos, por lo que comienzan acumular grasa en el cuerpo pero su masa muscular comienza a disminuir y en muchos casos se atrofia.
Es importante que las personas cuiden su alimentación para evitar una pérdida de peso y masa muscular involuntaria, con el transcurrir de los años las necesidades del organismo van cambiando, pero el cuerpo necesita de una buena alimentación para conservar sus energías y su estado saludable. De igual forma, necesita mantenerse en movimiento para evitar cualquier tipo de atrofia y conservar la masa muscular en el mejor estado posible. La alimentación balanceada y la actividad física constante son las mejores aliadas para evitar bajar de peso y masa muscular involuntaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *